jueves, 12 de diciembre de 2013

Narcoléptica, el ritmo de los sueños


Narcoléptica en la intimidad, interpretando "Bed Life" para nosotros.

En Madtronic nos hemos propuesto acercarnos, poco a poco, a los artistas madrileños que están ahora en plena ebullición dentro de la electrónica underground. A todos ellos les pediremos que nos graben un vídeo hecho expresamente para el blog y contaremos un poco qué son, qué buscan y qué encuentran.

Beatriz Vaca Campayo es Narcoléptica. Beatriz parece huidiza e introvertida. Y su música lo refleja. Los paisajes que dibuja, respaldados por beats casi flotantes, son aquellos que te llevan a lugares recónditos de tu mente. De la nueva escena underground madrileña es de las más veteranas, pero sigue siendo toda una desconocida para mucha gente. Narcoléptica es de esos proyectos que deberían tener una repercusión mucho mayor por el talento que atesora. No os perdáis el vídeo que ilustra este texto y que ha hecho en exclusiva para Madtronic. Aquí va la entrevista.

Háblame de tus sensaciones respecto a lo etéreo en la música que haces y escuchas

Por una parte, hay, como dices, un carácter etéreo en la música que busco (haciéndola o escuchándola), algo que tiene que ver con lo atmosférico o evocador. Pero por otra parte, pienso todo lo contrario: en la música como un espacio concreto en el que poder revivir experiencias o proyectar situaciones que son imposibles en mi vida “real”. Y en ese sentido, la música se convierte en algo  muy físico, (casi) material.

¿Te gusta trasmitir rabia?

Me gusta transmitir las emociones más intensas que conozco, intentando no caer en clichés expresivos de sentimientos concretos. Busco el contraste entre rabia (por llamarlo de alguna forma) y calma, como recurso para potenciar cada estado. 

Tu imagen, tanto en directo como en grabaciones, expresa cierto alejamiento, como si quisieras separar tu yo de tus composiciones…

Me cuesta gestionar mi imagen en directo, tengo un conflicto con eso. Pero no porque quiera separar mi yo de mi música, todo lo contrario. De hecho, considero a Narcoleptica más como una identidad que como un proyecto musical. Es un espacio extremadamente íntimo y supongo que por eso me hace vulnerable ser visible en él.


Además de bombos gruesos y guitarras con efectos, qué más elementos utilizas en tu música?

Pianos y sintes, voces más o menos confusas, samplers de grabaciones de ensayos manipulados... En directo, todo gira alrededor de un juego temporal entre loops que grabo en el momento y que se repetirán acumulándose con los futuros.   

Still / Breath es lo último que has sacado, ¿Se vislumbran nuevos caminos en tu música?

Últimamente le doy más importancia a la voz. Creo que en ese tema, por primera vez, es la voz el instrumento que marca el desarrollo. 


¿Deshechas la posibilidad de un disco largo?

Para nada. Estoy en ello.

Has colaborado con mucha gente. Además del reciente single “Pelea de gatos”, has trabajado con gente como Anna coel, Seeglass, etc. ¿Por qué tantas colaboraciones y que aportan a tu carrera?

Colaborar con otros músicos es dialogar con ellos y establecer una relación muy especial que no se da de otra forma. 

Llevas más de tres años dentro de la escena electrónica madrileña, ¿Cómo ves su evolución?

Parece que se va definiendo, no una “escuela” pero sí una serie de nombres que van sonando y conectándose entre sí. Son, además, personas muy generosas y siempre dispuestas a colaborar.

¿Te sientes cómoda con la etiqueta “underground”?

Sí, aunque veo innecesaria esa etiqueta para la música, ya que la “música comercial” no me parece música.

Existe un nuevo modelo musical ¿Te gusta la dualidad música online / conciertos en directo?

Me parece la combinación perfecta. Creo que los discos deberían ser accesibles a todo el mundo, por el derecho al conocimiento que nos pertenece. Me parece lógico poder escucharlos online y mantener económicamente el trabajo de esos músicos comprándoles ediciones físicas que tengan algún interés material añadido y, sobre todo, acudiendo a sus conciertos.

 








No hay comentarios:

Publicar un comentario